De la NASA a tu dormitorio: el colchón viscoelástico

Características clave que hacen de este colchón la mejor herramienta para un descanso ideal.

el mejor colchon

El estrés, las nuevas situaciones y la carga de trabajo son los principales factores que pueden hacer de nuestro sueño una verdadera pesadilla, y aunque no podemos tener control sobre todos estos condicionantes, sí que podemos elegir un colchón que nos resulte ideal para aprovechar al máximo nuestro merecidísimo descanso.

Uno siempre cree que cualquier colchón resulta efectivo porque con el tiempo uno termina adaptándose a éste. Pero lo cierto es que ahora el mejor colchón es aquel que se adapta a nosotros: el viscoelástico.

El mejor colchón viscoelástico aplica tecnología originalmente creada por la NASA desde su programa espacial en la década de los 60 para el descanso en los tejidos de los astronautas a la hora del despegue y así, aliviar la dura presión que el cuerpo del cosmonauta experimentaba durante el cambio gravitacional.

Con el tiempo, esta tecnología se incorporó al uso doméstico y en la actualidad se utiliza en las industrias automotoras, de ocio y de deporte, pero sobre todo en la de salud, al requerir que pacientes delicados obtengan el mayor confort posible para que su cuerpo reciba todas las ventajas de un descanso reparador.

El diferenciador clave de este tipo de colchón es justamente su capacidad de adaptabilidad. Otorgan la sensación de hundimiento precisa, que hace que nuestro peso haga que el material se ajuste a nuestro cuerpo. Además, está diseñado para no ejercer puntos de presión específicos, por lo que resulta idóneo para personas con problemas en zonas lumbares o cervicales.

Otra gran ventaja de la tecnología viscoelástica es su propiedad de termoadaptabilidad. Lo que significa que no sólo se ajustará al peso y densidad de nuestro cuerpo, sino también a nuestro propio calor corporal, multiplicando así sus propiedades para el descanso.

Además de ser termoadaptable, el colchón viscoelástico también reacciona a la temperatura ambiente. Esto quiere decir que el mismo colchón responderá al frío o al calor de la habitación, afirmándose cuando la temperatura descienda o suavizándose cuando incremente, lo que se traducirá como una aún mejor adaptabilidad y generando así, la placentera sensación de hundimiento ideal para un descanso digno.

Otro aspecto conveniente en la tecnología del colchón viscoelástico se encuentra en su densidad, o sea, en la cantidad de material que posee por cada metro cúbico. Usualmente, mayor densidad implicará mayor adaptabilidad, ya que el colchón volverá a su forma original más rápidamente después de levantarnos. Pero esta cualidad depende del gusto de cada individuo. Idealmente, la densidad más baja en estos colchones no pasa de los 20 kg/m3 y la más alta no rebasa los 50 kg/m3.

Por otro lado, es justo su densidad lo que hace de este colchón una de las mejores opciones a la hora de seleccionar un mejor descanso. Dado su nivel de adaptabilidad, es posible combinarlo con varias opciones de bases para cama, aunque lo más recomendable será utilizarlo con una base laminada que dotará al colchón con la transpiración suficiente para maximizar su durabilidad y minimizando humedades.

También se pueden utilizar con bases de sistema biláminas, que harán que la tecnología viscoelástica se refuerze a sí misma, dado que poseen el punto exacto entre firmeza y resistencia, lo que posteriormente, generará una sensación de confort óptima.

En cuanto a su durabilidad, los estudios realizados por la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA), aconsejan que los colchones sean sustituidos cada diez años, pero es el uso del colchón el que dicta cuándo es recomendable cambiar el lecho del descanso. Cualquier tipo de colchón, ya sea de muelles, viscoelástico o de látex, comenzará a perder sus propiedades originales con el uso, pero este tipo de tecnología otorga un descanso prolongado que hace que la inversión se traduzca en un sueño reparador.

Desde sus inicios preventivos para el cuidado de la integridad física de los primeros exploradores del espacio, las cualidades perfeccionadas de la tecnología viscoelástica, además de su gran adaptabilidad, hacen de este tipo de colchones la mejor opción para hacer que nuestro descanso, produzca el verdadero confort que merece nuestra ajetreada vida actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.