¿Cómo seleccionar el mejor colchón viscoelástico?

El material viscoelástico fue desarrollado por la NASA y posee propiedades de adaptación a los puntos de presión del cuerpo sobre el colchón para obtener un mejor descanso.

Las propiedades de avanzada tecnología e innovación en la industria del descanso se lograron por el trabajo de la NASA. El viscoelástico fue desarrollado para aliviar la presión que se generaba en los astronautas en el momento del despegue. Después de unos 30 años de su invención, se incorporó a otros sectores domésticos como el del descanso, a través de los colchones.

Para obtener todas las propiedades de innovación durante las horas de sueño, se debe tener presente la marca al comprar colchones de viscoelástica, para que ésta garantice las certificaciones de calidad. La comprobación de estos parámetros permitirá asegurar que se obtendrá el mayor descanso y una gran durabilidad del producto.

El efecto de memoria que poseen los colchones gracias al material viscoelástico reduce la presión del colchón sobre el cuerpo, permitiendo que las horas de sueño sean mejores con un buen descanso.

¿Cómo garantizar la compra de un colchón viscoelástico?

Confiar en una empresa con respaldo es importante para asegurar la excelencia. En este sentido, Kivole responde a elevados estándares de calidad, para que los colchones se adapten perfectamente a la forma del cuerpo de las personas, al disponer de diferentes clases de ajuste y firmeza según las necesidades de cada persona y sus requerimientos morfológicos.  

Esta joven empresa es especialista en productos del hogar, muebles y descanso. Desde el inicio de sus funciones, Kivole se interesó por llevar a sus clientes productos de elevado diseño y calidad, además de precios competitivos e interesantes dentro del mercado.

Ventajas de los colchones viscoelásticos

Los colchones con viscoelástico tienen una gran adaptación a la forma del cuerpo, pero sin causar el hundimiento, para ello se debe elegir el apropiado de acuerdo a las características individuales de cada persona y el tipo de firmeza que se desee.

También favorecen el descanso en pareja, al no provocar ruidos durante los movimientos, permitiendo que cada persona pueda descansar a su ritmo, sin perturbaciones.

Se pueden conseguir colchones de viscoelástica de gran calidad y a unos buenos precios, por lo que, personas con toda clase de presupuestos pueden ajustar sus finanzas para comprarlos tranquilamente. El comprador puede seleccionar de gama alta, media o baja, y de acuerdo a su composición serán menos o más adecuados para cada persona.

La suavidad, el efecto de memoria y adaptabilidad, dependen de los gustos del comprador y de la comodidad que desee alcanzar. De acuerdo al grado de compactabilidad del poro del colchón, tendrá una adaptación mayor o una mejor transpirabilidad, lo cual es también requerido por muchos compradores al ayudar a conciliar mejor el sueño.

¿Qué factores tener en cuenta con un colchón viscoelástico?

La densidad de viscoelástico determinará el grado de confortabilidad y ajuste. A mayor densidad o mayor cantidad de metros cúbicos del material se obtiene una sensación de más adaptación, pero para algunas personas es preferible prescindir de ciertos grados para tener un ajuste medio o bajo.

El peso es uno de los principales factores para seleccionar la densidad, ya que una menor firmeza es conveniente para personas de peso bajo, mientras que las personas con mayor peso deben tener una mayor contención, por lo que se requiere mayor firmeza.

Las medidas de mmHg también son muy importantes para determinar un alivio de los puntos de presión. Para una menor presión se deben buscar valores más bajos de mmHg, pero es útil evaluar el equilibrio entre la comodidad y la sujeción o soporte, para que el individuo garantice un mayor confort.

Se pueden conseguir colchones de material viscoelástico de diversos modelos y fabricación, pudiendo encontrar el acolchado en ambas caras del colchón o en una. Además, algunos también incorporan el innovador recurso al núcleo.Estos colchones, como el resto de los tipos, deben elegirse con 10 centímetros de mayor extensión que la altura de la persona para permitir un mejor descanso. La duración de los viscoelásticos también es similar a la de otras clases de colchones, por lo que es recomendable cambiarlos a los 10 años, ya que ningún producto de descanso tras este tiempo tiene sus cualidades intactas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *